• repasar

Tienes estas herramientas para reforzar la confianza de tus estudiantes ¡Hazlo!


El grado de motivación de los estudiantes se define de acuerdo a qué tan capaces de ser exitosos creen que son.


La ventaja que tiene un ReTutor (también conocido como un tutor particular) respecto a un docente escolar, es que puede trabajar distintas habilidades tanto blandas como técnicas del estudiante de forma directa y personal ¿Lo habías notado?


Muchos docentes escolares por más que busquen el mejor desempeño de todos sus estudiantes por igual, deben cumplir con regulaciones escolares en función de calificaciones dentro de un periodo específico de tiempo, que a veces no alcanza para visualizar el mayor esfuerzo de todos los estudiantes.


Nosotros en repasar.com nos preguntamos: ¿Acaso los niños muestran el mismo desempeño en el mismo rango de tiempo?


Las calificaciones ya sean semanales, bimestrales o semestrales le adhieren al niño un título. Asumen a todos como individuos iguales que deben ser calificados bajo los mismos criterios. Si bien son necesarias ya que ayudan a entender el nivel en el que se encuentra el estudiante en principio para poder apoyarlo mejor, muchas veces tiene un impacto emocional negativo.


Aquellos niños que no destacan en ellas (que puede deberse a una infinidad de motivos) son susceptibles a sentir mucha presión e incluso disminuir su autoestima y confianza debido a sus calificaciones. Sobre todo, cuando se trata de un tema o materia nueva.


Creemos firmemente que quien decide ser ReTutor tiene en sus manos una suerte y oportunidad muy grande, la de ser un mentor y reforzador no solo de materias sino de confianza. Tiene la suerte de poder cambiar la perspectiva del estudiante respecto al aprendizaje y su proceso.


Aquí te dejamos 3 consejos que harán que tus clases sean inolvidables:


1. Análisis y paciencia:


Permite que tus estudiantes se equivoquen. No lo resaltes apenas lo veas, muéstrales otros ejemplos y llévalos al análisis para que se den cuenta solos donde puede mejorar.


2. Eliminar la carga negativa del error:


Reafírmales que es a partir de los errores que uno puede aprender y mejorar cada día más, son sencillamente parte del proceso de aprendizaje por donde todos pasamos, nada más que eso.


3. Cariño y atención:


Almacena ejemplos del trabajo de tus estudiantes, luego de un par de tutorías muéstrale cómo ha ido mejorando. Eso impulsará su confianza y agradecerá tu atención.


Recuerda que tienes en tus manos la capacidad de hacer que la experiencia escolar de cada uno de tus estudiantes sea una experiencia gratificante, sin miedo y llena de confianza.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo